Advertencia No se recomienda usar Internet Explorer para navegar por este sitio. Utilice otro navegador para una mejor experiencia.

Campana
Subscribe to newsletter
Etienne DELPIT Etienne DELPIT

¡En Safran, la formación es sinónimo de progreso!

Recursos humanos
«No tengo tiempo, tengo otras prioridades». «No sé a quién acudir». «¡Ya veremos más adelante!» Todos tenemos buenas excusas para posponer nuestros cursos de formación. Pero la formación es indispensable para evolucionar en su carrera profesional. Nos lo explican dos especialistos de la formación de Safran: Etienne Delpit, Director Global Learning interino de Safran University, y Jean-Roch Houllier, jefe de formación.

¿Qué importancia se le da a la formación en Safran?

Partamos de una premisa conocida y reconocida: seguir formándose a lo largo de su carrera es fundamental para todo aquel que quiera progresar. La rápida transformación de las profesiones, la constante evolución de las competencias y la aparición repetida de nuevas herramientas son buenas razones para apostar por la formación continua en su ámbito y sector de actividad.
Consciente de los retos generacionales, tecnológicos y organizativos que afrontamos, Safran innova y sitúa la formación en el centro del desarrollo profesional de sus equipos. Por ejemplo, acabamos de presentar unos cursos de formación de apoyo de los proyectos tecnológicos en el ámbito de la descarbonización y la transformación digital.

¿A quién atañe la formación? ¿Es posible formarse en un campo distinto del propio?

¡Atañe a todos los empleados de Safran en todo el mundo!
El Grupo ofrece una amplia gama de cursos de formación: puede perfeccionar sus habilidades en su trabajo actual o descubrir uno nuevo si quiere dar un nuevo impulso a su carrera. El año pasado, por ejemplo, Safran University puso en marcha un programa de reciclaje profesional para las profesiones relacionadas con el software integrado: muchos empleados con perfiles muy diferentes recibieron formación sobre esas profesiones, que eran totalmente desconocidas para algunos.
Además, creemos que todo el mundo tiene conocimientos y puede transmitirlos y compartir su experiencia. Así, cada empleado puede, a lo largo de su carrera, participar en la transmisión de conocimientos creando contenidos de formación o incluso convirtiéndose en formador.

¿Cómo funciona en la práctica?

¡Cada cual elige su fórmula! La formación se imparte de distintas formas y cada uno puede elegir la opción que más le convenga: en línea en su ordenador, en el campus de Safran University o en una de sus sucursales en todo el mundo, o con una combinación de estas dos opciones.

Los cursos en los que participa un formador requieren la aprobación del gerente. Además, hay otros cursos de formación de libre acceso para todos los empleados a través de las distintas plataformas digitales del Grupo, que comprenden miles de módulos sobre una gran variedad de temas (transformación digital, idiomas, etc.). Así, cada uno puede seguir sus cursos de forma independiente y a su propio ritmo.
De media, cada empleado del Grupo recibió 21 horas de formación en 2021 y nuestro objetivo es llegar a las 26 horas en 2025. La formación es uno de los principales retos de Safran y uno de los compromisos de su política de Responsabilidad Social Corporativa (RSC). 

¿Están reconocidos y acreditados los cursos de formación de Safran?

¡Por supuesto! Hay varias formas de reconocimiento: insignias, certificados, diplomas reconocidos tanto interna como externamente. Safran se compromete a reconocer la mejora de competencias de sus empleados.

¿La formación en Safran en tres palabras?

¡Innovadora, enriquecedora e impactante!

Jean-Roch HOULLIER
Jean-Roch HOULLIER
Jean-Roch HOULLIER
© Safran
Etienne DELPIT
Etienne DELPIT
Etienne DELPIT
© Safran
Últimas noticias
  • © Safran